LAS MUJERES Y SU IMPACTO EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

Novedades

LAS MUJERES Y SU IMPACTO EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ

La industria automotriz a lo largo de su historia ha tenido gran protagonismo por parte de los hombres, es indudable que ellos tienen grandes dones y afinidad en torno a los vehículos. Sin embargo, diversas mujeres han aportado de forma invaluable a la evolución de dicha industria y han creado soluciones que hoy en día son imprescindibles, marcando un antes y un después.

Hoy queremos compartir contigo información de interés de 4 mujeres que, con su FIAT POWER, tomaron el volante y dieron un nuevo rumbo a la asombrosa historia de una industria que revolucionó el mundo.

MARY ANDERSON:
Gracias a esta mujer hoy en día es cómodo conducir bajo una lluvia torrencial, te contamos que sobre los años 1900 los tranvías no contaban con ningún mecanismo que limpiara las gotas de lluvia o la nieve de los vidrios. Por lo cual los conductores debían sacar su cabeza del habitáculo para poder ver el camino, una práctica que resultaba muy arriesgada, así que Mary Anderson patentó un mecanismo con un brazo metálico que se colocaba frente al vidrio y lo rozaba con una lámina de goma, este brazo con su movimiento removía el agua y la nieve del vidrio. El mecanismo realizaba un movimiento radial que con la ayuda de un resorte luego volvía a su posición inicial, una  innovación inspirada en el mismo sistema que se usaba en casa para limpiar las ventanas de forma manual. Así nació el primer limpia parabrisas.

DOROTHY LEVITT:
Su historia se remonta a aquellas épocas donde aún no era común ver una mujer conduciendo un automóvil, en 1903 ella se convirtió en la primera mujer en ganar una carrera automovilística, un verdadero hito en la industria. Como si esto no fuera suficiente, te contamos que ella inventó los espejos retrovisores que hoy en día utilizamos todos en nuestros vehículos. Todo surgió en una de sus carreras, ya que constantemente debía girar su cabeza hacia atrás para ver los vehículos de otros competidores. En medio de esto tuvo un chispazo creativo y decidió sacar su espejo de mano y resolver la incomodidad.

Además de todo lo anterior, escribió un libro para motivar a que más mujeres se pusieran tras el volante.
¡Una mujer llena de FIAT POWER!

JUNE MCCARROL:
Su tenacidad fue fundamental para hacer de las vías espacios aún más seguros pues en 1917 sufrió un accidente fatal que inspiró su historia. Fue expulsada de la vía por un camión y por poco pierde la vida, al recuperarse y tras vivir el accidente decidió que los vehículos necesitaban algo para permanecer en su propio carril y lideró un proyecto para que los carriles fueran señalizados. Buscó apoyo con varias entidades gubernamentales aunque ninguna dio una respuesta positiva, y no quiso detenerse, así que ella misma fue y pintó una línea en una de las vías de su condado de aproximadamente 1 kilómetro. Insistió con el hecho y su voz fue escuchada. Hoy en día podemos ver estas líneas pintadas en las carreteras.

FLORENCE LAWRENCE:
Cerca al año 1910 había muchos accidentes automovilísticos porque no era posible saber si un vehículo quería girar en alguna dirección o se iba a detener. Florence audazmente ideó los indicadores de giro, o lo que llamamos hoy en día direccionales, por medio de unos banderines que sobresalían a los lados del auto con el accionar de un botón; y también ideó la señal de stop, esa luz trasera que se enciende cuando frenamos. Esto hizo de las vías lugares mucho más seguros.

Estas mujeres con su actitud FIAT POWER pavimentaron el sendero para la evolución de la industria automotriz con sus inventos, en una época en la cual el solo hecho de opinar o levantar su voz en esta industria era en sí considerado un acto de rebeldía. Sin embargo, ellas no se dejaron intimidar para aportar gran valor a la industria.